Más vale seguro médico en mano

Mas vale seguro medico en mano

Más vale seguro médico en mano

«¿Ustedes dan más valor a su dinero que a su salud? No pequen de ingenuos, porque sin calidad de vida es imposible disfrutar de los recursos monetarios que se posean.»

Así les expresé a un grupo de amigos, pues considero un error garrafal abandonar el seguro médico debido a que ya no sancionan a quienes no se enrolaron en la ley de protección al paciente y cuidados de salud asequibles.

Diversas investigaciones comprobaron que alrededor de 4 millones de residentes en Estados Unidos dijeron adiós a esa protección de salud cuando fueron derogadas las sanciones. Y entonces surge la  pregunta: ¿Se inscribieron para proteger su calidad de vida o para no ser multados?

Es triste llegar a este tipo de acciones que ponen en juego su vida. ¿Qué haría usted si contrae una enfermedad repentina, o si en su núcleo familiar tiene a una embarazada, que por demás puede ser del grupo de riesgo y desencadenar una hipertensión o diabetes?

No es secreto que cualquier mujer en periodo gestacional es propensa a padecer de afecciones crónicas que dañan su salud o la del bebé. Todo ese amparo se lo ofrece el referido seguro.

No pocos dicen: «Si derogaron la penalización, ¿qué hago yo, una persona saludable, abonando dinero por algo que no necesito». No, no cometa ese error, pues el más saludable de los humanos tiene un día en que su organismo decae, incluso, a cualquier edad.

Piense en esos hechos repentinos que pueden afectar su vida o la de la familia. Por ejemplo, un accidente de tránsito o en el hogar, de ahí se desprende que se impone precaver, palabra que cobra fuerza cuando usted se enrola además en un seguro de vida.

Se cumplieron los pronósticos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, la cual vaticinó que alrededor de 4 millones de personas abandonarían el seguro de salud por la derogación de las multas o, simplemente, ni se inscriban para calificar. Es una lástima solo pensar en el bolsillo y exponer la salud.

La ley de protección al paciente y cuidados de salud asequibles surgió en el 2010 para beneficiar a las personas de más bajos ingresos y, realmente, impactó de manera favorable en la nación. Dos años después de su aprobación, y según citó la oficina gubernamental US CENSUS BUREAU, más de 47 millones de estadounidenses no tenían cobertura sanitaria.

El nacimiento de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible tiene como esencia medular avanzar en el aumento de personas protegidas con un seguro de calidad y a bajo costo. Entonces, al cumplirse en este 2020 el décimo aniversario del «Obamacare», es una lástima que quienes una vez lo solicitaron lo abandonen, a merced de que un día les pese tal decisión.

El bolsillo de una persona sin protección de salud se desgarra si se le presenta una enfermedad, que a veces puede ser muy costosa. Quizás entonces maldiga mil veces haberlo abandonado, por eso piense en este instante antes de renunciar a su seguro médico.

Al dar ese falso paso, elimina de su vida algo sagrado: «Protección de salud a bajo costo y con servicios de calidad», ya sean para mitigar tus enfermedades crónicas, el cuidado de la salud de la embarazada y el bebé, u otros de salud mental.

Call Now Button
¿Necesita Ayuda?