Cambios a la ley de salud en California

Lo que debes conocer sobre los cambios a la ley de salud en California.

Sin dudas, algunas personalidades que llevan las riendas de la política en California pretenden lograr que sus habitantes, sea cual sea su estatus, no sean sorprendidos por algún contratiempo en la vida sin tener garantizada la atención de la salud.

En ese sentido, las transformaciones sanitarias emprendidas en ese estado incluye la penalización a los inmigrantes que carecen de cobertura médica, tal y como lo establecía la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), conocida como Obamacare.

Esta y otras medidas presupuestarias forman parte del empeño para lograr disminuir la cifra de habitantes de ese estado que no tienen aseguranza médica, ya sean legales o ilegales, pues en definitiva ese segmento poblacional también requiere de cobertura de salud.

Lo cierto es que el gobernador californiano Gavin Newson  avanza por ese camino, que da un viraje a la historia de la nación que hasta el momento no circunscribía a los indocumentados en esa protección.

Algunos de los no asegurados se sentían satisfechos cuando el presidente Donald Trump, a finales del 2017, firmó un proyecto de ley de impuestos, destinado a eliminar la penalización para beneficio de quienes renegaran del seguro de salud. Evidentemente trataba así de desactivar lo legislado en la ACA.

Este hecho influyó en que varios asegurados dieran la espalda a tal privilegio con el único fin de ahorrarse dinero. Actitud que denota cierta despreocupación e insensatez pues, a fin de cuentas, todos requerimos de cuidados de salud en cualquier instante de la vida. 

Los pasos hacia el camino de la cobertura, indiscutiblemente hace  reaccionar a unos 3 millones de habitantes que residen sin la aseguranza en California. El mayor porcentaje tiene un estatus legal e ingresos que le permiten quedar protegidos.

Precisamente, cuando el Senado de California aprobó el pasado 29 de mayo el proyecto de ley de cobertura médica para personas legales e ilegales, la senadora estatal demócrata María Elena Durazo, promotora del proyecto, tuvo palabras dignas para los moradores de esa demarcación, cuando manifestó:

“Nuestro sistema de atención médica funciona mejor cuando todos los californianos tienen acceso a la atención médica integral, incluyendo tratamiento preventivo y las revisiones periódicas del paciente.”

Este matiz del contenido debe hacer  reaccionar a todos los que hoy no tienen cobertura. No se trata de enrolarse para evitar una sanción monetaria, se trata de tener protección en el momento que la necesites.

Al aprobarlo la Cámara Baja se abre la puerta para que en el 2020, de manera gradual, las personas de 19 a 25 años, sean  indocumentados o no  y que no disponen de los ingresos necesarios, puedan comprar su seguro de salud.

El acuerdo de la Legislatura también establece auxiliar a las familias de clase media  mediante una ayuda para el costo de sus primas mensuales. Por ejemplo, una con ingresos seis veces más por encima del nivel federal de pobreza, puede recibir hasta 100 dólares al mes para remunerar su plan médico.

Con un presupuesto de 98 millones de dólares serán socorridos con el Medi-Cal el anteriormente citado segmento de adultos jóvenes indocumentados o no. Este seguro ofrece disímiles servicios ambulatorios, cuidados a las gestantes, seguimiento a su recién nacido, servicios de laboratorio y hospitalización, por solo citar algunos.

California es un estado que por su empeño rompe las barreras que entorpecían la seguridad sanitaria a los indocumentados, por lo que desde ya deviene en la abanderada  en el asunto, digno de imitar por otros que integran la nación norteamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button
¿Necesita Ayuda?